8.20.2010

Antonio del alma mía

Y así como papel en el fuego, parte de mis miedos (aunque debería decir, "gran parte") han desaparecido. Así de fácil. Así de inesperado (apesar de todas las señales que opté por no analizar). Un día cualquiera. Finalmente, alguien se atrevió a arriesgar su vida entera conmigo. ¡Conmigo! Yo todavía no lo puedo creer, y hay quienes le dan a él su sentido pésame (en broma, tal vez... pero yo me pregunto si de verdad él sabe en la que se puede estar metiendo).

3 comentarios:

Gloria dijo...

el ùnico riesgo que debemos asumir es el de vivir la vida lo más plenamente posible! se te presentò la oportunidad de compartirla con alguien, es algo ùnico, todo sabe mejor en buena compañìal! miedos a perderse bien lejos!, ahora tomo las riendas de mi nueva vida.

Nata dijo...

El único riesgo realmente es dejar pasar la oportunidad! Asi vos a veces lo dudes, sos una gran persona Lau, que merece que la quieran mucho, asi que a disfrutar, ademas eso es lo chevere que ninguno de los dos sabe en que se esta metiendo, pero si van juntos seguro va ser algo muy bueno...

Lalita dijo...

Pues si, toda esta nueva aventura me parece bien romántica, todos estos sueños que hemos construido ya sin miedo es tan diferente para mi, ya no me quejo de nada, tengo una vida soñada, aunque nunca me hubiera imaginado que iba a terminar contruyéndola en otro idioma... bien curioso.