3.21.2007

En busca de mi nuevo yo

Siguiendo los buenos consejos de la gente, decidí cambiar mi estilo de vida destructivo y pedí una cita con el homeópata. Me cansé de tener que comprar una medicina diferente cada vez que iba a un especialista, en mi mesa de noche ya estaba armando una colección de químicos con el patrocinio del otorrino, dermatólogo y neurólogo.

Ahora, mi vida se reduce a 5 goticas de Hepar 6CH (que no tengo idea qué hará conmigo) a las 6am, 10am, 2pm, 6pm y 10pm, 5 goticas de Lycopodium 0.6 LM (que tampoco sé que me hace) a las 6am y 6pm, y una pastillita chupada (para el jodido acné juvenil que se niega a dejarme vivir tranquila mi adultez) a las 6am, 2pm y 10pm. El problema es que soy muy olvidadiza y ando corriendo desesperada cuando veo que se me ha pasado la hora de tomarlas. ¿Será que alguna de esas gotas es para quitarme el estrés?

Lo cierto es que me dejan un leve aliento a borracho... sólo espero que la gente no vaya a creer que es la misma "medicina especial" que le encontraron en el escritorio a la fallecida viejita que trabajaba en la oficina de mi mamá, ahí todos entendieron cómo era posible que ella andara tan rosadita y sonriente todo el día.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

hola tu blog es uno de miles que leo y que me hacen felizzz, mi vida gira entorno a la lectura y la tuya es la mas amena y deliciosa.

André Cortés dijo...

Y ya te tomaste la de las 10am?

Nata dijo...

Bueno pues veremos a ver si esta nueva faceta te funciona!!!

Yo la verdad no creo, ayer estabas toda agresiva conmigo... pero bueno... :P

Lalah dijo...

Definitivamente, los anónimos son los personajes más misteriosos e interesantes del mundo... sobre todo cuando lo llenan a uno de cumplidos, heheh. :D

Gina dijo...

La verdad esa medicina homeopática está como sospechosa, porque la forma en que la tomas (qué técnica!!!) y el tufo no son de medicinas muy tradicionales que digamos. =P