2.06.2007

El día de ayer

Ando como estresada, debe ser por eso que me pasa lo que me pasa (¿o es al revés). Salgo de mi casa, prendo el iPod y queda trabado, no se apaga, no suena, quedé iniciada y no pude escuchar el álbum de Archive que el Bristolboy me pasó. Alejo "el MacGyver" lo arregló, le debo agradecer con papas del Corral o algo más barato, me pagan hasta el 31 de marzo.

Empiezo el día rayada, tengo extracción de ADN y la secada del micelio fue más que caótica, nunca había manoseado tanto a un hongo, fue como jugar con mocos gelatinosos, y no estoy diciendo que sea una experta en el tema aunque, si continúo usando ese protocolo, lo seré. El tiempo pasaba rápidamente, nada que terminábamos y lo último que quería escuchar de esta señora que pidió aprender era: "Entonces, ¡te estamos haciendo la tesis!", qué comentario tan desagradable, apenas para todo lo que pasaba por mi cabeza mientras jugaba a secar gelatina.

Finalmente, no pude empezar la extracción, ya era mediodía y tenía que leer las 132 cajas de antagonismo. Un día agotador, me duele la espalda, debe ser la escoliosis queriendo hacer estragos nuevamente.

Lo que depare el día de hoy es desconocido y no quiero adelantarme a los sucesos.

2 comentarios:

Nata dijo...

No Laura, como que tenés mala mano, porque todo lo que tocas se vuelve moco gelanitoso! XD jajajajaja pobre André... jajajajaja

Ahora si hablando seriamente, todo es cuestión de actitud, no ves que si algo sale mal, y crees que no podría salir algo peor, te das cuenta que estas equivocada. Y todo puede salir peor. Dios mio, que enredo, ya me perdí, sabes que, deje así y que el día de hoy sea mejor.

Lalah dijo...

Creo que yo también me perdí, jajajaja.