9.21.2009

Señales

Cuando vi mis pobres plantas muertas en el balcón me di cuenta de lo ocupada que he estado en las últimas semanas. Las olvidé por completo y ahora me quedé sin agua de yerbabuena y sin mis gérberas amarillas... llenas de mildeo polvoso, raro que el fitopatógeno que estudio me siga hasta la casa. De hecho, ahora en mis sueños estoy de muestreo con mi jefe, luego termino perdida en el viñedo entre filas larguísimas y termino abrazando conidios gigantes y sintiendo que he encontrado el regalo más preciado de la historia de mi vida. Creo que puedo llegar a ser obsesiva en más de un solo sentido.

5 comentarios:

Gloria dijo...

a volver a sembrar yerbabuena, te sirve para el dolor de tripa!

Cata dijo...

A mi me paso lo mismo, me regalaron una planta de flores bonitas y a la semana se murio...

El Forastero dijo...

yo llevo nueve meses luchando porque no se mueran tres platiceros y un anturio que traje de la finca de mi abuelo. Varias veces hubiera querido tener un desfibrilador para vegetales, pero creo que finalmente van a sobrevivir

Nata dijo...

Yo estoy como estas planticas, olvidada :'(

jajajajaja

Lalita dijo...

:( :( :(
:/ :/ :/
:) :) :)

Lo siento mi Nata! Cuando salgo del trabajo se me olvida que tengo celular! lol