1.11.2008

Misterios de la panadería colombiana

Capítulo I: La inequidad en el roscón con bocadillo.

¿Quién no, antojado por un roscón con bocadillo, le ha pegado un gran mordisco, con la boca hecha agua, para luego sentir con decepción que sólo ha mordido pan con azúcar y, extrañado, mira lo que ha quedado de la rosquilla y ve como por un extremo sale, con aspecto burlesco, el exquisito bocadillo que no logró entrar a su boca en el primer intento? Piensa uno: “¡Para esa gracia me hubiera comido un mojicón con bocadillo veleño!” Pero claro, ya es muy tarde para cambiar de opinión, no hay devoluciones y la oficina de Quejas y Reclamos no existe.

¿Por qué no pueden llenar toda la rosquilla con bocadillo? ¿Es un problema técnico generalizado en la elaboración del roscón o simplemente siempre he sido el cliente de malas al que le sale el roscón defectuoso?

Este es el misterio del roscón con bocadillo, señores, y hoy he sido, una vez más, víctima de su inequidad.

5 comentarios:

chocato dijo...

Es el mismo misterio de la famosa empanada de carne, que trae la carne en una concentracion de ppm en relacion a la cantidad de arroz que le agregan a la famosa empanada.

Johis dijo...

O el misterio del pastel de pollo, del cual solo hace honor al pastel por que de pollo.......solo la esencia...jejej

Lalah dijo...

Bueno, ya me han dado los temas para los capítulos II y III del libro de "Misterios de la panadería colombiana". ;-)

Nancy dijo...

Uy uy amiguita como que me tumbaron =(

C. dijo...

Yo por eso mismo deje de comer roscon con bocadillo, o su mutacion roscon con arequipe, era mas facil que yo dejara de comerlo, a que ellos, en un acto de superacion, decidieran echarle mas de eso al bendito roscon.