12.18.2007

Ahora sí...

Con nervios y todo, pero ya salí de la sustentación, aunque por poco dejo a todo el auditorio mareado porque me estaba emocionando con el láser cuando vi que ya no me estaba temblando el pulso. Lo cierto es que mi jefe se volvió la persona más popular en mi familia después de echarme todas las flores que pudo, así me haya también mandado a mejorar mis relaciones interpersonales (en serio que tengo que hacer algo al respecto).

Por ahora, quisiera dejar por acá mis agradecimientos a...

Silvia Restrepo, por su excelente asesoramiento científico y estímulo para seguir creciendo intelectualmente.

Maria Caridad Cepero, por su disposición permanente e incondicional para aclarar mis dudas y guiarme en el camino.

Adolfo Amézquita y Orlando Martínez por sus orientaciones en el análisis estadístico de los datos.

Carlos Lopera, por su gran apoyo como compañero de proyecto.

Natalia Castro, Alejandro Rojas y Ángela Vargas, mis compañeros y grandes amigos, por darme su apoyo y comprensión cuando más lo necesité.

Todo el LAMFU, por abrirme sus puertas y hacerme parte de su maravilloso equipo investigativo.

Colciencias, por el apoyo financiero.

Mis padres, por todo su cariño, comprensión y paciencia.

André, mi complemento, por su amor y compañía.

6 comentarios:

C. dijo...

...y a los que madrugamos para irte a ver??? no veo los agradecimientos!!!
Laura estuviste muy bien en la sustentacion, ya tienes un nuevo logro en tu vida, y se que no sera el ultimo, vendran muchos mas...tu sabes que solo es cuestion de paciencia y de mantener el animo en alto

chocato dijo...

Felicitaciones desde la distancia. Siempre he estado convencido de que eres una gran cientifica.
Jaime

Lalah dijo...

Ay Cata, tan linda, es cierto, haber madrugado y sobre todo con estos días tan "frescos" es un acto heróico, jeje. Muchas gracias por acompañarme ese día, compañera endófita. :D

Gracias Jaime, halago que me haces desde la distancia, y por acá se recibe muy bien. ;-)

André Cortés dijo...

Gracias por el agradecimiento mi Congresista, pero el que te debe agradecer soy yo porque gracias a tí y a los endófitos conocí muchas cosas y gente, me puse la bata, inoculé (creo que me falta una i...), y todo lo demás. Fue muy grato acompañarte en tu tesis, cuando quieras lo repetimos.

Lalah dijo...

Jajaja, definitivamente eres un completo amor, gorcho, que no me hayas terminado odiando por ponerte a madrugar sábados, domingos y festivos para, ojo, leer diámetros... mejor dicho, eres único. :D

Lalah dijo...

Ahh eso sí, André es la mejor secretaria que he tenido... aunque yo nunca haya tenido otra diferente, jeje.