10.25.2007

Sin agua y sin ganas

No hay peor noticia en la fría mañana, cuando uno ya está despertando para ser consciente de las responsabilidades que lo obligan a salir del acogedor calor de las cobijas, que escuchar a grito herido: "¡Mamáaa, no hay aguaaa!". Inmediatamente sabes que hoy es inevitable, se te va a hacer tarde y por tu cabeza empiezan a desfilar las posibilidades que tienes:

(1) No bañarse: Pero claro, no hay forma de evitar quererse sentir limpio. Por lo menos yo, no puedo iniciar labores sintiéndome sucia y adormilada, es como si me llevara la cama a cuestas todo el día.

(2) Ir a donde la tía: Te ves saliendo en levantadora y pantuflas a sacar el carro, timbrando donde la tía, esperando a que salgan las primas para poder entrar, vistiéndote a mil, volviendo a la casa después de, seguramente, coger todos los semáforos en rojo, saliendo a Transmilenio y llegando una hora tarde al trabajo. No, no es una opción viable. Entonces, recuerdas que también dijeron que caía apenas un chorrito y ahí es cuando piensas en otra posibilidad.

(3) Chorrito helado: Bañarse con ese chorrito de agua helada y que cae casi resbalando sobre la pared de la ducha. "Qué frío, me va a doler la cabeza, el agua helada me da dolor de cabeza", es lo que pienso en seguida y desecho esa posibilidad sin pensarlo dos veces. Así es como a mi cabeza llega la imagen de la olleta chocolatera del desayuno para darle forma a la siguiente posibilidad.

(4) Baño a totumadas: Ir a la cocina, calentar el agua del chorrito (o de la alberca, si la "muchacha" dejó algo de agua en ella) y buscar la "totuma" porque mejor caliente por parches que congelada y de mal genio.

Así es como te vas por la cuarta posibilidad y hasta le ayudas a mamá a exprimir las naranjas para el sagrado jugo de todas las mañanas. Te bañas y el baño es casi un castigo porque casi no alcanza el agua para quitarte todo el champú y el jabón. Pero claro, ese mal comienzo de día no termina ahí, tiene que venir tu papá a decirte, justo cuando ya estás con la toalla en la mano para secarte, que ya llegó el agua. Te ríes, claro, pero después de sentirte muy miserable al ver que tienes las orejas llenas de espuma.

6 comentarios:

C. dijo...

La cuestion es si regresaste, ahora si con agua suficiente, a quitarte la espuma de las orejas.

Anónimo dijo...

señor x, hola laura genial, genial y genial. A mi muchas veces me ha pasado lo mismo, pero tal vez mi pragmatismo de hombre sale a flor de piel y me digo, pues no hay mas me voy cochino!!!. Que hp tengo mucho por hacer; eso si al medio dia no me soporto y por lo general regreso a bañarme a mi casa y siento el alivio más grande del mundo, cuando llego al lab no saludo de pico y soy lo mas distante posible con las mohachas, cuando alguien se me acerca la evito al máximo y me digo a mi mismo que se vaya, que no me abrace, que no venga, que me deje tranquilo en fin. pero esa jugada lo hago solo por que la mañana es la parte del día donde soy efeciente y me rinde demasiado, prefiero perder una tarde que una mañana.

bye.

Anónimo dijo...

Me hiciste dar una sensación de frio como la que describes del chorro de agua fria pegadoa la pared aun más fria.
Y ahora que ya se avecina el invierno por aca, peor aun.
Saludos y que siempre tengas agua calentita en las mananas para que abriguen tu cuerpo y te den un tibio y agradable despertar
Chocato ;)

Lalah dijo...

C.: Al final, esa espuma me pareció tan buen accesorio decorativo, que la dejé en lugar de ponerme aretes. :P

Señor x: Por la forma como lo dices pareciera que las moachas te acosan, tal vez el humor de las mañanas las atraiga más, 100% feromonas, hay que ensayarlo, jejeje.

Chocanto: El invierno, bonito pensar en cómo es la nieve cuando uno vive en un país del trópico... otra realidad cuando hay que vivir en carne propia la inclemencia de las nieves perpetuas.

Saludos a todos y, claro, me encanta que se sigan pasando por acá. :D

Los cuentos de mis hijos dijo...

http://fenomenoinvitro.blogspot.com/
Son las fotos del amigo de mi amigo. Al final sí eran de flickr. Pero bueno a veces es mejor verlas que no verlas.
Un abrazo y que las disfrute.

Lalah dijo...

Jajaja, ole, ese URL es a mi blog. :P