4.30.2007

No todo es malo en la vida

Esta semana tengo que presentar mi trabajo de tesis en un congreso, es mi segundo congreso como expositora, pero esta vez no hay viaje a la costa ni ningún tipo de preparativo ostentoso porque el congreso es acá, en Bogotá. Lástima, pero más lástima aún que no pueda contarles nada sobre mis resultados. Me encantaría poder mostrarles el último y maravilloso halo que obtuve (el mejor de todas mis pruebas), pero ni modos, tocará esperar a que publique mi artículo.

Me preocupa que el tiempo pasa más rápido de lo que yo puedo sacar resultados. Iniciar las pruebas con bacterias ha sido muy demorado porque he tenido muy mala suerte para conseguir las dos que me hacen falta (son cuatro). La primera vez, ambas me llegaron muertas. La segunda vez, fueron confiscadas en el aeropuerto. La tercera vez, sólo una llegó bien (cualquiera diría que la tercera es la vencida, pero no, todavía sigo intentando). Ya voy en el cuarto intento, ¿y qué pasó esta vez?, bueno, que al contacto no le abrieron el laboratorio para hacer los pases en los medios que mandamos.

Escribir sobre eso me da risa mezclada con frustración. No puedo creer que sea tan salada. Ya me han dicho que si no se sufre con la tesis, no es tesis. Lo que no entiendo es porqué tiene que ser uno tan masoquista y amargarse la existencia por más de un año... aunque, ahora que lo pienso, yo siempre encontraré algo que me la mortificará, creo que es parte de mi naturaleza autodestructiva… soy una persona complicada, insegura y muy pesimista, no se cómo puede haber gente que me aguanta y le gusta estar conmigo, en eso sí reconozco que soy de buenas.

6 comentarios:

Gina dijo...

Si le sirve de consuelo, hay personas que corren con peor suerte en la tesis,yo por ejemplo llevo ya mas de 3 años en estas todo porque un domingo el encargado de abrir el riego no lo hizo perdí una año de trabajo y me toco empezar de ceros, o sino a un amigo de mi hermana le robaron el carro y ahi iba el computador con todos los datos y los cuadernos, traduccion se quedo sin tesis despues de 2 años. Asi que fresca que lo que no puede empeorar tiende a mejorar.

Lalah dijo...

¡Diomio! Y yo quejándome...

Paula dijo...

uy ese último párrafo parece escrito por mi!

Y por qué no puede mostrar fotos, la jodieron por lo de confidencialidad de la investigación??

Lalah dijo...

No, no me jodieron, pero en una reunión se habló de la confidencialidad de nuestros proyectos de investigación y pues prefiero dejar de hablar sobre mis resultados antes de meterme en problemas... mejor prevenir que lamentar.

Mariale dijo...

Si, yo también soy de las que pienso que si no se sufre no es tesis, pero a veces no es solo sufrir sino torturarse. Yo en mi tesis de pregrado tuve que identificar un gen en un parasito que a la final no estaba porque la chica que trabajo antes que yo en su Tesis DOCTORAL había montado mal el experimento y sus resultados eran una contaminación.... Y ahora, en mi tesis doctoral, pase todo un año esperando que llegara un accesorio del equipo para iniciar los experimentos, y cuando llega se daña el kit!! Que tal?? Pesadilla, no?

Lalah dijo...

Me aterra que la gente trabaje a ciegas... eso montar toda una serie de experimentos sin antes confirmar qué bicho es el que hay en la caja de petro no es profesional, realmente es muy irresponsable.

Y sí, eso de esperar a que lleguen los reactivos es detestable, ojalá empezáramos a manufacturar más cosas para evitarnos todo lo que implica la importación.